Entrada
1
Salida
1
El Gato Canalla

El Gato Canalla

separator-full

Hotel Indigo Madrid ofrece experiencias gastronómicas de alta calidad y toques “ canallas”, en una ubicación inmejorable, junto a la Gran Vía madrileña, en su restaurante El Gato Canalla. Su menú, repleto de platos para todos los gustos a precios competitivos, ofrece una oportunidad para celebrar con la familia, amigos o tu pareja una velada que se convertirá en una experiencia culinaria sorprendente.

El Gato Canalla tiene una carta de platos, en su gran mayoría, inspirados en la gastronomía tradicional madrileña, pero también sorprende con fusiones entre sabores y combinaciones procedentes de otras culturas, como la japonesa, la italiana o la mexicana. Se trata una cocina fusión moderna con un toque “canalla”, haciendo honor a su propio nombre. Una propuesta para los más sibaritas y amantes de la alta gastronomía.

La-Terraza

La Terraza del Indigo

separator-full

Si eso te sabe a poco, también puedes disfrutar de la Terraza del Indigo, en la que se encuentra la única infinity pool de toda la ciudad. El concepto MAD/MEX une lo mejor de Madrid y lo mejor de México en una propuesta gastronómica desenfadada, que incluye tacos de diversas variedades combinados con la deliciosa cerveza La Virgen. Todo ello mientras disfrutas de las mejores vistas de Madrid y de atardeceres únicos. ¡Una experiencia mágica desde el corazón de la ciudad!

ElBar2

El bar del Indigo

separator-full

Perfecto para encuentros más informales, pero no por ello menos elegantes y únicos: al más puro estilo taberna madrileña, en él se ofrecen una gran variedad de quesos al corte y embutidos. ¿Y qué mejor forma de acompañarlos que con deliciosos y únicos cócteles, de impronta castiza, a base de vermut?

El Bar del Indigo está compuesto por tres espacios conectados entre sí, ofreciéndote el ambiente perfecto según tus necesidades: el acceso es más íntimo y se contrapone a la barra y al patio, zonas más dinámicas que aprovechan al máximo la maravillosa luz natural de la ciudad. Además, los materiales nobles del mobiliario y la barra resaltan la calidad del producto expuesto en las vitrinas, buscando la reinvención de la tradición castiza.